Conciencia, inquietud, conocer...

Miles de veces se escuchan palabras y frases que retumban en nuestras mentes y son el consuelo de otras miles de personas que creen que esas mismas frases son la verdad absoluta, que funcionan como una excusa perfecta para no hacer nada, para disimular con descaro que no tienen inquietud por cambiar algo en esta sociedad... "Un sólo grano de arena no puede cambiar el mundo", "Si no lo hace nadie, ¿por qué habría de hacerlo yo?", "Por mucho que luche, las cosas no van a cambiar, no merece la pena intentarlo...". Cada vez que una de estas frases se pronuncia, o cualquiera de las otras miles que existen, muere una pequeña esperanza de conseguir un cambio, se pierde una ilusión en la nada y una persona pierde su razón de ser...

Por eso digo que sí que merece la pena intentarlo, porque si de verdad quieres, se puede conseguir, porque un granito de arena junto con otro cuantos más, ya hacen un pequeño montón de arena... Personas que siguen luchando pese a las opiniones de las demás, personas que siguen intentando cambiar las cosas, al menos, la intención de crear una conciencia para poder actuar, dando a conocer que hay más posibilidades y opciones, que hay más maneras de hacer las cosas que las establecidas, o que simplemente van en contra corriente intentando derrotar a las adversidades que siguen manteniendo este mundo tal y como está.

Y todo esto viene, porque desde aquí y aunque este blog y mis palabras se pierdan en la inmensidad de la red, se mezclen entre tanta información y se malinterpreten; me gustaría promover una iniciativa que están llevando a cabo Ecologistas en Acción. Y se trata de crear conciencia en los niños y jóvenes, puesto que ellos son el futuro y en sus manos estará el mundo, si ellos crecen con las ideas claras, sabiendo lo que está dañando al planeta, lucharán por cambiarlo, y como ellos miles de niños que nacerán con diferente forma de pensar, que crearán una opinión respetable y cambiarán lo que ahora nosotros no podemos. "Ciudades y Cambio Climático" se llama la campaña que llevarán a cabo por diferentes ciudades españolas, dando a concoer a los más jóvenes la realidad y la verdadera verdad del Cambio Climático y qué hacer para intentar frenarlo en la manera de lo posible. Por ello decía que algo se puede hacer, que cualquier cosa que se intente merecerá la pena si es en favor de nuestro planeta.
Reacciones: 

Sed, saber, ahogar, ignorar...

Cuando no se conoce algo, se siente angustia; cuando se teme por algo se siente miedo... Sin embargo, cuando algo se conoce se está tranquilo, tenemos miedo a lo desconocido, rehacios a lo nuevo, preferimos seguir viviendo a la vieja usanza, más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer... Perdemos la esperanza en cualquier resquicio de duda sin ni siquiera pensar que algo se puede cambiar. Negarnos al cambio, es negar una evolución constante del progreso, lo que es realmente importante es que todos nos sintamos que somos parte de algo, que nuestro pequeño granito de arena forma parte de una inmensa construcción forjada con esfuerzo y ganas... Si esto viene a cuento de que entre todos se puede hacer algo, y si antes recurrí a un refrán para ilustrar, ahora dejo este aquí: en la unión está la fuerza... No se equivocan los que piensan así, un grupo de personas tiene más poder que una sola, un conjunto de voces reclamando lo que es suyo tendrá más rigor que la voz de una sola persona que alegue lo contrario.

Cambiar la realidad está en nosotros, en decidir si queremos o no cambiarla, si queremos que este lugar sea algo mejor, si no para nosotros, para los que vengan después... Porque hay demasiadas realidades equivocadas y verdades distorsionadas, porque nos quieren entumecer los sentidos para que no nos demos cuenta de lo que hacen, porque quieren reprimir que pensemos libremente y manejarnos cual piezas de ajedrez para que su jugada acabe en victoria. En nuestras manos, o mejor dicho, en nuestros actos está modificar este hecho, hacer que carezca de significado y que se vuelva a escuchar al pueblo; y aquí, otra cita de una de las mejores películas que he visto V de Vendetta: "El pueblo no debería temer al gobernante, si no el gobernante al pueblo..." quizás en estas escuetas palabras esté la clave para manejar la realidad, si un gobernante o conjunto de personas que tienen el poder quieren hacer algo, lo harán en contra de la voluntad del pueblo, sin embargo, han sido escogidos por el mismo pueblo, una democracia siempre es la tiranía de las mayorías y el error es que esas mayorías también tienen miedo a lo desconocido, miedo al cambio... Se entra pues, en un círculo vicioso casi imposible de romper, pues esos gobernantes tienen en su poder la voz principal para hacer lo que les plazca sin tener en cuenta al pueblo... Y como bien dijo V: "¿Es lo que crees en realidad? ¿O es lo que ellos quieren que creas?" A esa pregunta hay fácil respuesta, creemos lo que ellos quieren que creamos, pues con descaro y alevosía malean la información a su gusto para que nos preocupemos de asuntos más vanales... ¿Por qué si no ha aparecido tan de repente la ya famosísima Gripe A en un momento de crisis mundial? Luego lo absurdo es preguntarse si las personas creen eso firmemente, si es más humano preocuparse por la salud, es humano el engaño que están creando para desviar la atención a la crisis...

El mundo está entrando en una espiral sin fin, las esperanzas van decayendo vemos cómo poco a poco los recursos naturales están escaseando, cómo nos estamos cargando el planeta... ¿Para qué voy a hacer algo si en algún lugar del mundo alguien estará haciendo totalmente lo contrario? ¿Por qué debería de hacerlo si los demás no lo hacen...? Porque cada indicio personal es una posibilidad de mejorar la situación, porque cada persona es importante y cada iniciativa demuestra que hay más gente que piensa en los demás...

Por esto mismo, el miedo a desconocer se puede solucionar conociendo, está en el ser humano es el ser curioso... No por ello tenemos que ahogarnos en la ignorancia de desconocer, sino tener sed de saber...
Reacciones: 

Consume, pierde, piensa, logra...

La publicidad y sus consecuencias, sus prejuicios, su manera de ver la realidad... Es increíble la deformidad que presenta sobre nuestras vidas, sobre nuestros pensamientos. Es inimaginable a lo que estamos expuestos cada día en cualquier medio: la televisión, internet, la radio, las pancartas, los periódicos, los carteles... Díficil de pensar y digerir tanta basura visual o auditiva que nos avasalla cada día diciéndonos y obligándonos a consumir para sentirnos mejor con nosotros mismos. Creando necesidades donde no las hay y conceptos distópicos sobre nuestra sociedad... Es triste, pero es así. La publicidad nos gana terreno cada día, está más que nunca arraigada en nuestras vidas, sin embargo, nosotros tenemos el poder de ignorarla y de no dejarnos convencer por nada. Aunque una vez ignorada, la publicidad sigue haciendo daño a la sociedad de una forma inconmesurable. Puede que seamos pocos los que pasemos de la publicidad, pero la gran mayoría la ve y cree en ella; creen que para estar en la mejor forma posible (el estándar creado por la misma publicidad, un cuerpo perfecto a la vez que insano) debe comprar ese producto pues así conseguirá el cuerpo deseado. ¿Qué barbarie es ésta? ¿Quién ha dicho que ese sea el modelo a seguir? Si pensamos así, entonces la publicidad ha conseguido su objetivo, hacernos sentir mal y tener como obligación comprar el producto que nos ofertan para sentirnos mejor, un engaño tan bien perpetrado e ideado que pasa desapercibido en nuestro consciente creando un vacío de necesidad en el inconsciente. Es imposible luchar contra la publicidad, tiene un gran poder sobre la sociedad del consumo, es un pilar fundamental en esta sociedad pues en la publicidad radica todo: las necesidades, los estándares de belleza, las situaciones, los grupos sociales... La publicidad es un claro síntoma de cómo se encuentra nuestra sociedad hoy día, fácilmente manejable por cualquier anuncio y/o patraña publicitaria.

Si examinas detenidamente diez minutos la publicidad entre programas te podrás dar cuenta de que en ese corto espacio de tiempo ya ha vulnerado innumerables derechos humanos, ha utilizado inmoralidades para vender su producto, ha desprestigiado a un sector de la sociedad, y ya habrá creado una sensación de malestar en tu cuerpo que únicamente podrá ser reparado yendo a comprar ese producto que se anuncia... ¿Y seguiremos siendo tan ingorantes de creer eso? ¿Continuaremos dándole a los grandes magnates de la publicidad lo que quieren?

La publicidad no debería ser tan abusiva, la publicidad debería informar y quedarse ahí, nada más. Sinceramente, yo no sería capaz de crear un anuncio, de crear cualquier cosa sabiendo que eso va a engañar a las personas, que va sobornarlas para que compre eso... Me parece algo inmoral, trabajar para engañarnos unos a otros y seguir dándole cuerda a esta sociedad consumista....

http://www.letra.org/spip/

Reacciones: 

¡Ciberactúa!

Navengando entre tanta información en internet, entre tanta publicidad y asuntos vanales, he encontrado esta plataforma de actuación a través de la red. No cuesta nada, simplemente registrarte y firmar para apoyar las inciativas ecológicas de esta página, así como para denunciar las múltiples denuncias contra actos inmorales hacia nuestro planeta. Es una buena forma de presionar y aún son pocos los que ciberactúan, yo me he sumado a este colectivo, granito a granito se consiguen las grandes modificaciones, un gesto tan simple como un click en una casilla puede ayudar mucho a estas campañas. Por esto, animo a todo aquél que se pase por aquí a que ciberactúe y aporte su pequeña intención de mejorar el mundo. Porque es posible y porque ya hay gente que lo ha empezado, ahora, démosle nuestro apoyo para que puedan seguir consiguiéndolo.

http://www.ciberactuacongreenpeace.es/
Reacciones: 

Justicia, dinero, ricos, pobres

Cuando parece ser que algo que verdaderamente es justo, la malévola paradoja hace que se vuelva contra ti mismo... ¿Justicia? ¿Qué significado le damos a este concepto? Si nos dejamos guiar por lo estandarizado, podemos leer algo así:

justicia.

(Del lat. iustitĭa).

1. f. Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece.

2. f. Derecho, razón, equidad.

3. f. Conjunto de todas las virtudes, por el que es bueno quien las tiene.

4. f. Aquello que debe hacerse según derecho o razón. Pido justicia.

5. f. Pena o castigo público.

6. f. Poder judicial.



Si se leen detenidamente, todos tienen un sema en común: equidad, derecho. Pues creo que esta definición de la palabra justicia(1), no es correcta, es más bien, utópica... La justicia(1) es para aquéllos que se la puedan pagar, la justicia(6) se compra y es en este momento cuando la justicia(2) se vuelve parcial, se inclina hacia un lado y hacia otro. La equidad tan proclamada intrínsecamente en la palabra justicia(3) se desvanece igual que las oportunidades y el derecho primordial de cada ser humano de ser iguales ante la grandiosa justicia(6). Aquéllo justo es injusto para los que de verdad son inocentes... No podemos presumir entonces de ser justos, honrados, alguien con más poder adquisitivo que nosotros podría hacer que quedásemos como unos ladrones ante un juez si éste individuo tuviera el suficiente dinero como para inventarse pruebas, pagar a importantes abogados acusándonos de haber robado en su casa cuando ese mismo día estábamos a 100km de distancia... Es todo muy relativo: en relación al dinero que tengas así la justicia(6) obrará de una forma y otra, y perderemos nuestro derecho. La justicia(1) perdió su razón de ser hace mucho tiempo: la burocracia, el sistema, ha hecho que no podamos disfrutar de una justicia(1) como la palabra misma recoge la acción de ser justos y de ser iguales antes ella misma...
Reacciones: 

Libertad, huida, reclusión, pensamiento

Como si de un cuento se tratara, nos narran de mil formas diferentes que el ser humano es libre, que puede hacer lo que quiera, que en un sistema abierto todo el mundo puede opinar, que existe la libertad de expresión, de prensa, de pensamiento... Pero no es así, no nos permiten ser libres como quisiéramos, siempre hay algún medio de represión que nos obliga a recluirnos en nuestras opiniones, cerrándolas a un grupo de personas que piensan igual que tú... "Es un derecho del ser humano, ser libre", pero la palabra "libertad" no significa lo mismo en todos los lugares, libertad es una utopía para unos, una negligencia mental para otros.

Libre, libre, libre... Si nos quitasen nuestra libertad, seguramente lucharíamos por ella sin ni siquiera pensarlo, por eso, quejarse de no ser libre es muy relativo; protestar porque somos libres tampoco sería lógico... Cierto es que tenemos una libertad muy preciada, también podríamos pedir ser más libres, pero en el momento justo de robarnos nuestra libertad, somos conscientes de ser libres; en el segundo que nos sentimos esclavizados, reprimidos por algún motivo, deseamos ser más libres...

El ser humano no es completamente libre, estamos cohibidos por diferentes motivos: modales, formas, normas, reglas, órdenes, rutina, leyes... Creemos ser libres, una libertad ficticia con la que nos saciamos. Si dices algo, alguien te lo reprimirá; si haces algo, seguramente para otra persona esté mal. La misma sociedad acaba con la naturaleza del ser humano, con el derecho primordial de ser libre, de vivir como uno quiere o desea. Vivimos en comunidad porque lo necesitamos, pero nos sometemos a ello sacrificando nuestra propia libertad... Imaginamos ser libres, deseamos ser libres, huimos de las normas y nos enfrentamos a ellas; alguien ajeno a nosotros decide qué hacer con la sociedad, alguien que cree saber lo suficiente dirige nuestra vida, ¿alguien extraño decide nuestra libertad?
Reacciones: 

Gracias a Geep890!!

Pues dedico este post a Geep890 y a agradecerle la maravillosa cabecera del blog que me ha regalado. También de paso decirle que me ha encantado tenerla en clase y que este año va a ser mejor aún (tenemos a supersacoman con nosotras, ahora nada ni nadie nos detendrá, muajaja), que me haya enseñado tanto, que haya aguantado mis desvaríos y sus caras sonrientes navegando entre bytes y bits... Por las mañanas eternas delante de los macs diseñando carteles sin futuro o photoshopeando para poco más que colgarlo de un corcho mal colocado... Por todo eso y por el tiempo que aún me tendrá que aguantar, ¡gracias Geep890!
Reacciones: 

Música, Musa...

Como bien dijo Magdalena Martínez: "La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón". En nada se confunde esta afirmación, pues la música es algo puro que nace de los sentimientos e intenciones de la persona que la hace. Si escuchas atentamente la música, podrás conocer qué piensan, qué sienten, qué dicen sin necesidad de palabras... Por esto, la música también denuncia, también tiene voz en este mundo injusto e incoloro. La música le da sentido a todo, es parte de nuestra vida, nos da ánimos, fuerzas... Por esto dedico este post a la música, a la buena música que sabe cómo sonar, y hacer viajar a la mente hacia lugares inimaginables...

La música es parte de la naturaleza... Es algo vivo...
Reacciones: 

Revela, cuenta, piensa, compra...

¡Qué tristeza al conocer todo esto, al saberlo, al haberlo ignorado tanto tiempo! ¿Cómo la mente humana es tan simple, tan sugestionada, tan manejable, tan inhumana...? Qué fácil es engañarnos, dando un paseo por cualquier sitio, ya no te sientes de este mundo. No es un mundo real, tanto progreso para que hayamos acabado así, tanto luchar desde hace siglos por avanzar y estamos retrocediendo en la historia, volviendo a nuestros orígenes... ¡Ojo! No digo con esto que los orígenes del ser humano sean ridículos o indebidos, digo que hemos crecido lo bastante como para no retornar a ellos... Una sensación extraña me devuelve la mirada, ¿qué es todo esto? Miles y miles de palabras nos atacan, imágenes que nos quieren convencer de algo que ni siquiera tenemos opinión, sonidos nos apabullan el intelecto y saturan nuestros pensamientos... ¿Qué ha ocurrido con todo...? ¿Dónde estamos...? ¡Qué tristeza, al ver que nos tratan como productos, como presas de caza, como meros elementos en el círculo vicioso del dinero...! Agresividad limita nuestra imaginación a productos inútiles e innecesarios para que seamos mejor aceptados en la sociedad, no es más que una guerra constante por conseguir público, clientes, o como quiera que nos llamen... Cierto es que no hay que quedarse callado, ni pertenecer a ese colectivo fácil que se deja impresionar por cualquier marca, aunque queramos y lo deseemos con todas nuestras fuerzas, nuestras decisiones ya vienen predeterminadas por todo eso, por su manipulación...

No pienso quedarme así, no es tristeza ahora lo que siento, es alegría por conocer mejor el mundo este tan complejo y a la vez primitivo en el que estamos, por saber qué o quiénes juegan con nuestros pensamientos...
Reacciones: